María Montessori


Nació en el año 1870 en Italia, en el seno de una familia burguesa católica. Estudió ingeniería a los 14 años, luego biología y por último fue aceptada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Roma. Se graduó en 1896 como la primera mujer médico en Italia. Más tarde, estudió antropología y obtuvo un doctorado en filosofía, época en la que asistió a uno de los primeros cursos de psicología experimental. 

Entre 1898 y 1900 trabajó con niños considerados perturbados mentalmente. Se dio cuenta de que estos niños tenían potencialidades que, aunque estaban disminuidas, podían ser desarrolladas y que eran dignos de una vida mejor sin representar una carga para la sociedad. En este momento decidió dedicarse a los niños por el resto de su vida.

 

Elaboró la Pedagogía científica: partiendo de la observación y del método científico, elaboraba sus materiales y su filosofía. Al mejorar la situación socioeconómica en Italia, se hicieron viviendas de interés social. En 1907 se inauguró la primera Casa de Niños en Roma. Eran 60 niños. En vez de imponerles reglas arbitrarias y llenarles la cabeza de datos, les dejó libre su espíritu. Cuando a los 4 y 5 años aprendían a leer y escribir como un proceso natural, el mundo se conmocionó. Así, San Lorenzo dejó se ser un centro de control de niños y se convirtió en un centro de investigación donde se desarrollaba el niño con dignidad, libertad e independencia. Tenían la libertad de ser activos y la responsabilidad de saber cómo usarla.

 

En 1909: primer curso de guías Montessori. Escribe su primer libro "El método de la pedagogía científica". En 1912  Alexander Graham Bell y su hija invitan a Montessori a EE.UU y abren la primera casa de los niños en ese país. Las escuelas en EE.UU. se multiplican. En 1934 Musolini y Hitler cierran las escuelas Montessori de Italia y Alemania por cuestiones políticas y Maria Montessori se va hacia Barcelona, con 64 años, donde conecta con el movimiento de renovación pedagógica que se desarrollaba con bastante fuerza en Cataluña. Cuando estalla la guerra civil española huye de nuevo. En 1939 viaja a India, donde permanece hasta que termina la Segunda Guerra Mundial

 

Por haber vivido tres guerras se cuestionaba sobre el futuro de la humanidad. Decía que la “salvación se encuentra en el niño”. Vivió y trabajó para y por sus convicciones de que el niño era un ser diferente que necesita ser amado para "ser", para vivir en plenitud, y que había que ayudarlo a desarrollarse y a perfeccionarse él mismo por el contacto con la realidad. Toda su vida estudió, trabajó y difundió su filosofía basada en la Educación para la Paz, por ello fue nominada tres veces para el Premio Nobel de la Paz.

 

El niño es una fuente de amor; cuando se toca al niño se toca al amor. Es un amor difícil de definir; todos lo sienten, pero nadie sabe describir sus raíces y valorar las consecuencias de su magnitud, o valorar su potencial de unión entre los hombres. A pesar de nuestras diferencias de raza, de religión y de posición social, a medida que hemos hablado de él nos hemos sentido y nos sentimos unidos por sentimientos fraternales”(María Montessori. "La mente absorbente")